Aprendiendo a coser a máquina, pasamos una tarde estupenda

Ayer pasamos una tarde estupenda en casa de mi hermana y entre muchas cosas estuve aprendiendo a coser a máquina.

Empezamos merendando una deliciosa tarta de galleta y chocolate que había preparado ella misma, la verdad es que desde bien pequeña ha tenido mano en la cocina.

Después, mientras los chicos se pusieron a jugar con la videoconsola, las chicas nos fuimos al taller de mi hermana. Ella es sastresa (en su web puedes ver algunos de sus trabajos) y tiene un taller de corte y confección lleno de cosas muy chulas para hacer manualidades.

Nos propuso hacer unos búhos y aprendimos un montón de cosas: hacer el patrón, pintar la tela, la forma correcta de cortar, coser a máquina, entretelar para dar rigidez, coser invisible, enhebrar el hilo doble, …

Aprendiendo a coser a máquinaUna de las situaciones más cómicas fue cuando me enseñó a coser a máquina. Yo nunca había utilizado una máquina de coser y fue muy divertido.

Las máquinas de coser tienen un montón de piezas que con la práctica utilizas de manera mecánica pero para una aprendiza como yo puede ser estresante. La tecla para bajar o subir el pie prensatela, la rueda de graduación que controla la subida y bajada de la aguja, la cuchilla para cortar el hilo y como no el pedal con el que se controla la velocidad del motor.

Aprender a coser a máquina me ha recordado a las clases de autoescuela. Tienes que estar pendiente de muchos elementos y sólo con la práctica y el tiempo logras hacerlo de forma mecánica.

Primero hice una prueba en un retal y me salió bastante bien. Era sencillo sólo tenía que mantener recta la tela. Ahora bien, cuando me puse a coser la primera costura de mi búho y se añadieron más elementos a la tarea, la cosa cambió. Estaba cosiendo y llego el momento de quitar un alfiler y en lugar de soltar el pedal para quitar tranquilamente el alfiler mantuve el pie sobre el pedal y me aturullé. Fue una situación muy divertida. Menos mal que al final salio todo bien. Cada vez que me acuerdo no puedo evitar tener una sonrisa en mi cara. Tendré que practicar más.

Aquí tienes el vídeo de mis primeros pasos aprendiendo a coser a máquina. Cada vez que lo veo no puedo evitar sonreír.

Fue una tarde realmente especial, disfruté como una niña y me gustó aprender tantas cosas con mi hermana.

Isa muchas gracias por una tarde tan estupenda. ¡Me encanta mi búho!

Aprendiendo a coser a máquina

 

Si quieres hacerme alguna sugerencia puedes dejarme un comentario aquí debajo.

¡Un fuerte abrazo!

Inma Ruiz

Inma Ruiz

Gracias por leer en El Mundo de Inma mi artículo “Aprendiendo a coser a máquina, pasamos una tarde estupenda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *